Web de decoración y diseño en Málaga, donde podemos hablar de mejoras en tu hogar con armarios, suelos, puertas, ventanas.

Descubre cómo decorar el salón en primavera

 


¡Por fin ha llegado una de nuestras estaciones favoritas! La primavera ya está aquí, y con ella, también ha llegado el buen tiempo y los días cada vez son más largos. En esta época por fin podremos liberarnos de las pesadas ropas de abrigo y darle la bienvenida a ropa más fina para nuestra mayor comodidad. Pero no solo eso, sino que también tendremos que preparar nuestra casa para la llegada del calor. ¿Quieres saber cómo puedes preparar tu casa para la primavera? ¡No te lo pierdas!

4 consejos para que nuestra casa se vista de primavera

Antes de nada, te adelantamos que no es necesario hacer grandes cambios para que nuestra casa reciba la primavera, pero sí será fundamental hacer pequeñas modificaciones para que nuestra casa tenga otra apariencia y se prepare para la subida de las temperaturas.

1. Cambia los textiles por otros más finos

Si tu sofá está fabricado con un tejido que desprende calor, lo mejor es colocar una funda fresca de algodón o lino en cuanto las temperaturas empiecen a subir. De esta manera, será mucho más agradable al tacto y no notarás tanto el calor. Por otro lado, es importante renovar las fundas de los cojines por algunas más ligeras.

2. Emplea colores más claros

Además de la funda del sofá y las fundas de los cojines, también es muy recomendable cambiar el resto de textiles, como por ejemplo las cortinas. Coloca unas cortinas más coloridas y ligeras que las que tienes ahora y, si tienes alguna alfombra, cámbiala por otra más ligera y clara.

3. Usa ambientadores frescos

Los ambientadores también ayudan mucho a sentirte bien y acorde con la época. Si estás buscando que tu casa huela a primavera, la mejor opción es optar por un ambientador con olor floral y usar uno para cada habitación en la que quieras que se mantenga este olor.

4. Llena tu casa de luminosidad

Sabemos que después del invierno, algunas manchas se resisten en las ventanas después de los días de lluvia. Por este motivo, limpia bien las ventanas y abre las cortinas y las persianas para permitir que el sol llegue a todos los rincones de tu casa. Si sientes que tu casa no es tan luminosa como debería, prueba a colocar un espejo en un lugar estratégico para que se refleje aún más luz. ¡Verás qué diferencia!

Si sigues estos consejos, te aseguramos que tanto tu casa como tú afrontaréis algunos inconvenientes de la primavera, como la subida repentina de las temperaturas, de una mejor manera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario